TERMITAS SUBTERRANEAS

 

La Colonia:

Está constituida por 3 castas: reproductores primarios y secundarios, soldados y obreras, siendo estas últimas las que representan la mayor proporción de individuos y las que se encargan de alimentar a toda la colonia.

 

Tamaño de la Colonia:

Una colonia madura puede estar constituida por unas 60.000 obreras, pudiendo incluso llegar al millón de individuos, las que están permanentemente desplazándose en busca de su alimento, cubriendo superficies de 280 a 1.100 metros cuadrados, en una hectárea pueden coexistir 2 ó 3 colonias. La obrera vive 1 a 2 años, mientras que la reina puede vivir varios años, produciendo alrededor de 5.000 a 10.000 huevos anualmente. La prolongada vida de los individuos en una colonia es un factor importante a considerar, potencialmente se puede sostener que las colonias son inmortales, puesto que existen antecedentes de colonias que han alcanzado edades comprendidas entre los 40 y los 100 años.

 

  

• La Termita:

Se desplaza en el perfil del suelo, alcanzando profundidades de hasta 50 metros, sin embargo el mayor desplazamiento lo realizan en los primeros 30 centímetros, la localización en general es por arriba de la napa freática y de las formaciones rocosas.

 

• Época de Vuelo:

El enjambre de reproductores alados normalmente vuelan una vez al año, a inicios de la primavera (Agosto, Septiembre y Octubre); bajo condiciones ideales pueden producirse unos pocos alados después de 3 ó 4 años desde su establecimiento. El uso de insecticidas comunes es eficaz para su eliminación, e impedir el avance a otros lugares no infestados. Las formas aladas vuelan débilmente durante un corto período y su trayecto no supera los 2 a 3 metros; en el enjambre alado ocurre elevada mortalidad, pero unos pocos logran sobrevivir para formar nuevas colonias.

 

• Las Vías de Acceso a las Edificaciones:

En México no existen edificaciones a prueba de termita subterránea, puesto que son capaces de ingresar a todas las construcciones (incluyendo las más sólidas de ladrillo tendido y concreto), por espacios tan pequeños como de 1 a 2 milímetros, situación que se presenta en la unión del radier con todas las paredes (punto de expansión), como también en todos aquellos elementos que atraviesan los radieres (cañerías de gas o agua, desagües y ductos de alcantarillados y sistemas de ventilación, tuberías de electricidad y tv cable, tinas de baño, etc.). Es así que, desde estos lugares, son capaces de acceder a todos las estructuras que contengan celulosa, dañando en primer lugar los guardapolvos; los marcos de puertas y ventanas; los muebles empotrados de cocina, baño y closet (especialmente aquellos fabricados de masisa, melamina u otros conglomerados celulósicos), radieres con instalación de pisos flotantes, parquet o entablados. Son capaces de transitar por las paredes sin ser detectadas, al desplazar el yeso que se utiliza en los revestimientos y terminaciones de los muros antes de ser pintados.

 

Termitas Aéreas

Se encuentra en las regiones más húmedas. Sus termiteros son de 1000 a 1500 individuos. Sus termiteros están excavados en la propia madera. Es decir su hábitat es su propio alimento.

Forman colonias en el interior de la madera. Muebles, cajas, marcos, puertas, vigas, árboles vivos y muertos. También son capaces de anidar en paneles de madera aglomerada... Una característica de estas termitas son las pequeñas bolitas fecales que pueden caer del elemento atacado o bien llenando sus galerías. Las galerías siguen las vetas de la madera y dejan la madera limpia (sus bolitas fecales no quedan pegadas a no ser que por su antigüedad se hayan apelmazado).

El desarrollo de las colonias es lento, pero sus daños estructurales pueden ser muy graves en caso de infestación de múltiples colonias.

Al igual que las termitas subterráneas, el método natural de creación de nuevas colonias es mediante el vuelo nupcial (enjambrazón). Pero en este caso las reproductoras primarias (futuras reinas) se introducen en la madera en lugar del suelo.

Presupuestos sin Compromiso

Cancún

T. (998) 8 47 54 89

C.   998 1 30 36 69

 

Playa del Carmen

T. (984) 1 70 13 42

C.  984  1 33 01 67

servicio@controldetermitas

.com.mx

 

Solicite su Servicio AQUI